Riesgos y amenazas para los usuarios de criptomonedas

crip_02El auge de las “monedas virtuales” ha llevado a las grandes compañías y a las personas comunes a interesarse en su comportamiento, debido a las grandes valorizaciones que presenta. El rendimiento anualizado desde inicios de 2016 a la fecha es de 268 %, sin embargo, las criptomonedas alrededor del mundo han atraído la atención de cibercriminales.

El anonimato que ofrecen las criptomonedas atrae a los ciberdelincuentes a robar activos digitales. De ahí que los usuarios casuales, así como grandes inversionistas y plataformas de compraventa se vean expuestos a este tipo de amenazas.

El phishing (método que los ciberdelincuentes utilizan para engañarle y conseguir que revele información personal, como contraseñas o datos de tarjetas de crédito y de la seguridad social y números de cuentas bancarias. Lo hacen mediante el envío de correos electrónicos fraudulentos o dirigiéndole a un sitio web falso.) permanece como una de las principales amenazas para los usuarios de criptomonedas.

La intención es robar la información de acceso a las cuentas de los usuarios para comprometer sus billeteras digitales, es decir, donde guardan las claves para acceder a sus activos virtuales.

crip_03Para detectar este tipo de amenazas, es recomendado revisar la dirección de cualquier correo electrónico que le parezca sospechoso, cerciorándose de que es una web legitima, se pueden utilizar métodos de autenticación más estrictos, como la autenticación en dos pasos, que se refiere al uso de un dispositivo físico que sólo pueda usar el propietario de los activos digitales, como sucede con los dispositivos token en los servicios de banca digital.

Otra recomendación es guardar las claves de acceso en cold storage, que son medios de almacenamiento offline, sin acceso a Internet, estos pueden ser almacenamiento en papel, al imprimir los códigos QR del usuario y contraseña para acceder a los activos virtuales; memorias USB, y otros dispositivos.

Para explicar más de qué se tratan las estafas que se ven hoy en día en el mundo de las criptomonedas, seguiremos con los servicios de minado por medio de terceros; una práctica que convence a muchos incautos por su supuesto rendimiento en ganancias semanales.

crip_04¿Cómo funcionan estos supuestos servicios de minería? Si un usuario desea ganar algunas criptomonedas minando en la blockchain (es una base de datos distribuida, formada por cadenas de bloques diseñadas para evitar su modificación una vez que un dato ha sido publicado usando un sellado de tiempo confiable y enlazando a un bloque anterior), mas no tiene la cantidad de dinero necesaria para costear los dispositivos ni las tarifas eléctricas para llevar a cabo estas prácticas, este puede ceder sus criptomonedas a un tercero que minará en otra localidad para generar “verdaderas ganancias” y retornar un porcentaje del rendimiento al usuario que empeñó sus monedas.

Aunque la oferta resulta tentadora, esta práctica no certifica en ningún sentido que las criptomonedas cedidas vayan a ser retornados, que las ganancias sean reales o que no se trate de un esquema fraudulento que genere un mínimo retorno en un principio y luego nada más que pérdidas.

Por otro lado, también están las empresas en la web que anuncian sus servicios de gestión de fondos e inversión de criptomonedas, con ingresos semanales de hasta un 7% sobre la inversión hecha. Estos servicios son promocionados sin contar con documentación ni licencias que certifiquen que dicha apuesta financiera que según ellas resultaran en una inversión segura.

Del mismo modo, existen propuestas de negocios relacionadas a “criptomonedas sin blockchain basadas en sistemas piramidales, reconocida estafa, y objeto de múltiples demandas e investigaciones alrededor del mundo.

¿Cómo identificar una posible estafa con criptomonedas?

  1. Ofrecen alto rendimiento y riesgo “cero”.
  2. Las ganancias son “constantes”.
  3. Inversiones no registradas y operaciones sin licencia.
  4. Publicidad, publicidad y más publicidad.
  5. Poca información empresarial e incongruencias de información.
  6. Estructuras de inversión complejas o reservadas.
  7. Dificultad para recibir pagos.

Como conclusión se recomienda que los inversionistas deben asesorarse con verdaderos expertos en el tema y cumplir con la debida diligencia antes de tomar una decisión; si no lo hacen, es mucho lo que está en juego.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s