BÉLGICA. Abatido el presunto terrorista tras matar a dos policías y a un civil en Lieja

lieja_02

Bélgica se ha enfrentado este martes a los peores fantasmas de su pasado reciente. Un hombre ha asesinado a dos policías y a un joven estudiante de magisterio de 22 años que casualmente se encontraba en el lugar. Las motivaciones del agresor aún no están claras, pero la fiscalía investiga el caso como un atentado terrorista. Tres policías que participaron en el tiroteo en el que se abatió al atacante siguen hospitalizados y la vida de uno de ellos corre peligro.

lieja_01El agresor ha sido identificado como Benjamin Herman, de 36 años, que cumplía una pena de prisión por robo y tráfico de drogas y disfrutaba de un permiso carcelario desde ayer lunes. La fiscalía belga investiga el caso como un acto terrorista y estudia si Herman pudo radicalizarse mientras permaneció encerrado. Los hechos se produjeron a las 10.30 de la mañana en el boulevard d’Avroy. Según el relato del fiscal belga Philippe Dulieu, el indiividuo atacó en primera instancia a las dos agentes con un cuchillo, arrebató la pistola a una de ellas y comenzó a disparar matando a las dos policías y a un joven de 22 años que estaba sentado en el asiento de copiloto de un coche.

Después de esto, el atacante se refugió en un colegio cercano. En su interior tomó como rehén a una empleada de la limpieza, pero miembros de las fuerzas especiales de la policía local lo abatieron sin que la retenida sufriera daños. En el intercambio de disparos, el agresor hirió a otros cuatro policías. Tres de ellos permanecen hospitalizados y la vida de uno de ellos, al que una bala ha afectado la arteria femoral, corre peligro, según ha explicado el jefe de Policía de Lieja, Christian Beaupère. El mando policial no ha querido confirmar las informaciones del diario local La Libre Belgique, que asegura que el asesino gritó “Allahu Akbar” (Alá es el más grande) antes de morir. “Su objetivo era atacar a la policía”, ha dicho Beaupère.

Las autoridades no han desvelado la identidad de las víctimas, pero sí han aportado algunos datos sobre ellas. Las agentes tenían 53 y 45 años, la primera era madre de un joven de 25 años, y la segunda de dos gemelos de 13 años ya huérfanos de padre. El estudiante de 22 años debía graduarse de magisterio en las próximas semanas. Los exámenes de la escuela donde estudiaba han sido aplazados. El duelo se extenderá a toda la ciudad este miércoles: a la una de la tarde se guardará un minuto de silencio.

El ministro del Interior, Jan Jambon, ha asegurado que la situación está controlada y que los servicios antiterroristas están analizando si se trata o no de un atentado. “Estamos intentando saber qué es lo que ha ocurrido exactamente”, ha añadido el titular de Interior. El posible atentado no ha modificado el nivel de alerta. El centro de crisis que analiza el riego terrorista (OCAM), ha decidido mantenerlo en el segundo escalón sobre un máximo de cuatro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s